¡De vuelta en casa!

Qué bueno es cuando nos reciben así… Cuando a la vuelta de nuestras tareas cotidianas o de salidas extraordinarias alguien nos transmite ese sentimiento de agrado por nuestra presencia el corazón se llena de alegría; nos renovamos, nos transformamos.

Al volver a tu casa o al integrarte a esta casa estarás creando nuevos espacios de encuentro con los demás, encuentros únicos, que te transforman y transforman al otro. Porque este Colegio es un lugar de encuentros únicos: en el patio, en La Ola, en la clase, estudiando con tus compañeros, en las fiestas, retiros o campamentos, en el grupos de Whatsapp… cualquier espacio en el que tengas la oportunidad de generar un vínculo cercano, auténtico y respetuoso con otras personas sirve para generar ese encuentro que te marca profundamente y transforma tu vida.

El deseo de toda la Comunidad Educativo Pastoral para todos sus integrantes, niños y niñas, adolescentes, familias, docentes, personal de servicio, animadores, es que podamos hacer experiencia de esos encuentros transformadores, permitiendo al Espíritu que obre en nosotros para ser verdaderos "signos del amor de Dios" con todos.

¡Gracias por ser parte de esta casa!

Tu presencia nos hace más felices a todos.